Causas anónimas y estúpidos juicios

《Causas anónimas y estúpidos juicios》

Miró hacia el contén
y perdió el pensamiento.
Recordó por qué
el alcohol ahogaba su lamento.

Miró hacia el cielo
y sus conocidos le observaron.
El momento sus memorias quebraron
y él cerró sus melancólicos luceros.

Mirar ya no quiere
y camina sin pensarlo.
Ver el mundo le hiere
y el destino decide atropellarlo.

Otro alcohólico en ambulancia
camino al juicio de la sociedad
que se llenará de ansias
e ignorará la realidad.


~Daniel A. Horta García

Sigue al blog en Facebook a través del siguiente enlace:
https://m.facebook.com/danielitura/?ref=bookmarks

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *